Plegaria de la noche al Justo Juez

Dios mío, gran Justo Juez te glorifico y te honro cada día de mi vida.
Con esta humilde oración, quiero darte las gracias en esta noche por todas las bendiciones que me has dado.
He visto tus maravillas en este día que ahora termina.

Advertisement

Quiero ofrecerte mi descanso, mis horas de sueño y pedirte que sea Tú, el único que more en ellos.
Poderoso Justo Juez, sé que quizás algunas de mis acciones no fueron las correctas.
Mis pensamientos en ocasiones me hicieron pecar y me encuentro arrepentido por haberte ofendido al igual que ofendí a mi prójimo.
Perdona mi culpa ¡Oh! Señor y Justo Juez y no dejes que en mañana el pecado vuelva a entrar en mi vida.
Pongo en tus manos todas mis culpas, para que se limpies mi alma con tu poder sanador.

Justo Juez, verdadero Dios y verdadero hombre que junto la gracia del Padre redimes todo lo que tocas.
Ven a mí en esta noche y has que tu bondad se manifieste durante mi descanso.
Confío en que por tu divina misericordia, me darás la oportunidad de abrir los ojos en un nuevo día.
Y bendecido en tu santo nombre, podré realizar las obras que has dispuesto para mí.

Advertisement

Bienaventurado y glorioso Justo Juez dale protección a mi alma y resguardo a ser físico.
Cubre con tu sagrado manto a todos los que habitan en este hogar y si alguno se encuentra atormentado, conviértete en su fuente de sanación.
Pongo en tus manos a todos mis seres queridos para que a través de ti vean y conozcan lo inmenso que es tu amor hacia nosotros.

Querido Justo Juez, gracias por oír mis súplicas y siempre estar atento a mi llamado. Sé que siempre recurres en mi auxilio y estás tan presente como la brisa que toca mi cara.
Gracias sean dadas a ti, por siempre hasta el fin de los siglos.

Advertisement

Amén.

Plegaria de la noche al Justo Juez

Oral al Justo Juez implica ponernos en manos de nuestro señor Jesucristo en todo momento. En ese instante estamos reconociendo el gran poder de Dios en su divino Hijo y que nuestra confianza está puesta en él.

Cuando hacemos la oración de la noche al Justo juez es la forma en la que mostramos agradecimiento por los acontecimientos del día. Aceptamos lo bueno y lo malo, y no regocijamos en Dios.

Además, esta oración al Justo Juez es un referente de protección y resguardo. Muchos creyentes acostumbran a solicitar esto para el día, pero debemos recordar que durante la noche estamos más propensos a los ataques del maligno.

Cuando pedimos al Justo Juez que nos proteja en la noche, también estamos colocando nuestros miedos en sus manos. Confiando en que ningún mal podrá perturbar nuestro descanso y que al despertar todo será mucho mejor.

Intención de la oración al Justo Juez

Con la oración de la noche al Justo Juez estamos saliendo de lo común. No se trata de una oración común y corriente, sino una plegaria poderosa. Con ella estamos hablando directamente con Dios que todo lo puede y el único con el poder para destruir el mal que existe en el mundo.

La Iglesia siempre nos ha mostrado cómo a través de la oración podemos estar más cerca de Dios Padre Todopoderoso. Y es con la oración al Justo Juez que creamos un ambiente íntimo y espiritual que nos pone en presencia del gran Creador.

Es una oración que nos permite abrazar el amor de Dios y sus leyes. Pero sobretodo, nos muestra el camino hacia la salvación. La verdadera esencia del Padre, la podemos tener con la oración. Sentirlo y vivirlo en el alma y comenzar a formar parte de su mundo. El pueblo  elegido para la salvación.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario