Oración al justo juez negro

Satanás, usted que anda en la oscuridad y en las tinieblas

hazle la vida imposible a (nombre de la persona),

por ser una persona promiscua

que lleva una vida oculta se ha portado mal.

No merece mi respeto, es un hombre mujeriego

le gusta estar con una y con otra,

no ha definido que es lo que quiere, estar solo o conmigo.

Es por eso que te pido, no le des oportunidad a que piense

póngalo a repetir mi nombre que sienta la necesidad de buscarme,

o llamarme que se ponga loco por mi.

Satanás, ponga todo su empeño para que (nombre de la persona),

regrese triste avergonzado, apenado,

manso como un cordero pidiendo clemencia

y gritando a los cuatro vientos que me quiere.

Yo le quiero dar una lección, con los sentimientos no se juega,

el (nombre de la persona), ha jugado con los míos,

póngalo satanás que no tenga paz ni tranquilidad ni de noche ni de día,

que todo lo atormente, que tenga alucinaciones,

que pierda la noción del tiempo, que todo lo que haga le salga mal.

Vinimos un tiempo amancebado, luego él se fue con otra,

es por eso mi venganza, lo único que quiero

es que se sienta mal cada instante de su vida

No lo quiero ver muerto, lo quiero ver es destruido,

moral, física, y económicamente, que se quede en la calle,

sin nada, pero nada de nada.

Usted es el diablo, domina mentes débiles,

domina la mente de (nombre de la persona),

es una persona débil, frágil y sin valores,

No lo quiero para mí, aunque este enamorado,

lo que más deseo es que sufra, y que se ponga loco por mí, que piense solo en mí,

que por su mente no exista otro nombre solo el mío,

lo quiero ver arrastrándose, arrodillado, implorando perdón,

y yo le diré que se vaya contigo.

Amén.

¿El diablo, la oscuridad y la maldad?

Como existe lo positivo también existe lo negativo, lo blanco y lo negro, lo bueno y lo malo, esto es así para que pueda haber un equilibrio, Dios permitió que existiera satanás porque él es el símbolo de lo malo, de los antivalores, de lo negativo, de las mentes retorcidas que divagan por el mundo haciendo daño a todo el que ellos puedan sin importar porque lo hacen, representan la maldad. No tienen perjuicios en reconocer sus malas acciones y forma de proceder es por ello que hay muchas personas que viven en la oscuridad.

La humanidad como tal está en una encrucijada, pareciera que no estemos preparados para convivir en armonía, paz, tranquilidad, en equilibrio, en donde exista el respeto a los derechos humanos, el derecho de la vida, el respeto a las personas, el derecho a la salud, a la alimentación, a la vivienda, etc. Todos son violentados, hay inequidad, injusticia, este panorama es desolador, nada bueno para una sociedad que comenzando el siglo XXI, sus gobernantes lo que hablan es de guerra, son inmorales pareciera que el diablo este dentro de sus cuerpos

No podemos permanecer pasivos viendo todas las injusticias que ocurren ¿Qué hacer? Tal vez, si una persona está alejada de Dios para ella sería normal estos acontecimientos, pero el mundo no solo está conformado por personas perversas, obtusas, “malas”, sino también por personas que queremos la paz, creemos en la justicia en la terrenal y en la divina. en el amor, la esperanza, y todo lo que es “bueno”, en este sentido, este es el contrapeso que permite que exista el equilibrio necesario para poder convivir y poder transitar por este mundo.