Oración al justo juez para el amor

Oh Señor justo Juez fuente de amor

me inclino a ti para suplicarte de rodillas

Por un amor que se apagó

mi amado se fue y mi alma tras él, lo busqué y no lo encontré

lo llamé y no respondió

Sea usted mi antorcha para llenar de fuego este amor,

Bendícelo para que resurja como fresca primavera cada noche y cada día

Cicatriza esta herida que no me deja vivir

Con tu poder mantén Señor en mi hogar alto como las estrellas

la intensa llama del amor y la unidad

Con el tiempo, Señor el amor extinguió su calor

La rutina nos fue invadiendo, sin darnos cuenta, nuestras vidas

Y el amor comenzó a disiparse como suave espuma

Oh Justo, siervo obediente y sumiso al Padre,

Llegada tu hora, cargaste por amor la cruz,

Llénanos de  amor, para vuelva la llama de la felicidad

Que en nuestro hogar  reine la paz,

Vuelva la concordia entre todos los que en el habitan.

Mi Dios, siento que si no tengo amor nada soy, bendice mi familia

Con paz, paciencia y amor

Desaparece toda sombra oscura que pueda afectarnos

Señor, guarda en su corazón el amor y que yo sea para mi amado

Y que mi amado sea para mi

Que este amor nada lo apague, nada lo enturbie

Que tu amor, Justo Juez, dirija nuestros pasos

Que el amor perdure para siempre

Quiero tener de nuevo la ilusión del amor

Para volver a sonreír

Siempre hay esperanza si el amor te alcanza, todo es más bonito,

Brillante e infinito porque el amor es algo eterno

que nunca pasará

Oh Dios, tú que creaste el universo, la luna, el sol y las estrellas

Haz renacer el amor de nuevo en mi hogar

Tómame y transforma mi vida que brille por siempre

Amén.

ORACIÓN DEL JUSTO JUEZ DEL AMOR

La suplica del Justo Juez, tiene mucho poder si se hace con fe y constancia. El profeta Elías rogó con insistencia para que no lloviera en el país y durante tres años y medio no llovió, Después rogó de nuevo, para que el cielo cayera la lluvia, la tierra produjo frutos, esto es un ejemplo del poder de la oración cuando se pide con fe.

Dios es amor y su amor es santo y misericordioso para nosotros sus criaturas y Jesús nos enseño que el amor lo debemos vivir hoy mismo, en la casa, en el barrio, trabajo tratando de comprender y amar a los familiares, compañeros de trabajo, a todos, como dijo Jesús” amaos los unos a los otros como yo los he amado”.

Los que se aman conocen la plenitud del gozo y Cristo se hace presente en ellos. Donde hay amor no hay temor. Hay que pedirle al Justo que nos dé el Don del amor y la paz, el Justo Juez es la presencia amante y el amor envolvente, el Cristo amado crucificado por amor, nos permite asumir con amor la cruz que se nos presenta, para acompañarle en la redención del mundo.

El Justo Juez como fuente de amor desea darse a conocer como garantía de unidad, amor y fe. También anhela de los hombres comportamientos que se expresen en buenas acciones hacia el prójimo, “ama al prójimo como a ti mismo” .En este mundo cada vez mas convulsionado y globalizado gobernado por la prisa, el estrés, la impaciencia y la intolerancia donde faltan muchos momentos de humanidad debemos orar y pedir al Justo Juez del amor nos permita que nazca en nuestros corazones el amor, para vivir como hermanos y juntos mejorar el mundo. Nuestros descendientes merecen un mundo mejor es responsabilidad de todos dejarles esa herencia.