Oración al Justo Juez para librarse de las persecuciones

Grande y poderoso eres Justo Juez.
Tu poder llega a los vivos y a los muertos con la misma intensidad e implacable sed de justicia que brilla desde el firmamento.

Advertisement

Me reconozco ante ti como el más grande de los pecadores, por lo que te pido no mires mis errores y atiende la súplica que hoy vengo a realizar.
Sé que por tu infinita misericordia darás redención a mis pecados, borrando de mí ser toda falta que haya cometido.

Tú que sufriste las más grandes vejaciones y la peor de las muertes por la salvación del mundo, ten piedad de mi Señor.

Advertisement

Te pido santísimo Justo Juez que atiendas a mis súplicas y des pronta solución a mis ruegos.

Que tu voz sea escuchada en los confines del universo y todo aquel que intente lastimarme tiemble ante tu presencia.
Así como los demonios huyen despavoridos cuando ven tu resplandor, aleja de mi todo enemigo que desee dañarme.
Que retrocedan y se estremezcan al ver tu poder, no los dejes ni de día ni de noche hasta que llegue el momento de tu gran Juicio.

Advertisement

Jesucristo, divino y Justo Juez, aleja de mi la angustia, la tristeza y la desventuranza.
Con tu gran poder, rompe las cadenas que me atas, las rejas que me mantienen aislados y guarda mi vida para hacerla completamente tuya.

Que no me alcance el filo de la navaja del enemigo y que sea invisible a sus ojos.
Lávame con tu preciosa sangre, dame la bendición de tus manos y cúbreme con tu manto.
Con todo tu poder escóndeme y que tu cruz sea el escudo para mi protección en esta vida y después de mi muerte hasta el final de los siglos.

Amén.

¿Qué recibimos de esta oración al Justo Juez?

Orar al Justo Juez implica ponernos en las santas manos del mismo Jesucristo resucitado. Toda la protección que necesitamos como cristianos, viene de él y solo de él.

Así pues, creamos un momento que podemos resumir como un encuentro con el Altísimo para que nos proteja y socorra en todo momento. A su vez, estamos implorando por consuelo, que se nos sea otorgada la fuerza que necesitamos para sobrellevar cualquier adversidad.

Es así, como con la oración al Justo Juez para librarse de las persecuciones le hacemos una invitación a Jesucristo para que obre en nosotros. Le estamos mostrando que confiamos fielmente en su justicia y en que resolverá cualquier situación de peligro que estemos enfrentando.

Ciertamente, podríamos recurrir a cualquier oración que imaginemos, pero alzar una súplica al Justo Juez es única en todo su esplendor. No hay nada mejor para librarnos de los males que nos aquejan y alejar a todo aquel que nos persiga.

¿Por qué pedir para librarse de las persecuciones?

La oración al Justo Juez para librarse de las persecuciones es una petición muy especial. Algunos piensan que se refiere a una oración que implica únicamente lo físico. Lo cierto es, que sentir que nos persiguen puede venir de cualquier lugar.

Estamos en constante lucha contra el mal, nuestros enemigos y las tentaciones del mundo. Más que un hecho físico, es algo espiritual y que debe ser atendida por el más grande de los poderes.

Por lo tanto, pedir al Justo Juez con mucha fe, amor y entrega, nos hace acreedores de la más grande de las protecciones. Nuestra alma está siendo liberada y resguardada en todo momento por Jesucristo nuestro señor.

Alejando de nosotros toda clase de males, pero también dándole a nuestra familia la misma protección que pedimos para nosotros. Se nos presenta con misericordia y benevolencia en todo momento, hasta el día de nuestra partida a su regazo.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario